9.1 ¿Qué somos?

OPINIONES

¿Qué somos?


RESUMEN: se manifiesta en un lenguaje poético y velado el hacer donde estamos atrapados, lo que nos hace grandes y miserables, lo que nos asoma al cielo sin dárnoslo y nos devuelve al purgatorio para que podamos asomarnos también al infierno. Y como en medio de este estar perdidos, el amor nos salva de los demás y especialmente  de nosotros mismos.Luego en un lenguaje más propio del quehacer científico; pero quizás más insuficiente, descubrimos hilos que nos gobiernan sin quitarnos la ilusión de libertad.


Como está llena de signos y símbolos la hora del crepúsculo. Cuando las sombras envuelven la luz sin todavía vencerla, y las imágenes se inmovilizan en el tiempo en una apoteosis de claroscuro.

 

SI LA OSCURIDAD NOS PRIVA DE LA VISIÓN

LA INTENSA LUZ TAMBIÉN NOS CIEGA.

 

¿Cuándo somos más ignorantes: cuando nos asomamos a la luz sin penetrarla o cuando la ignoramos por completo?

Ambas situaciones son tristes. La primera, es frustrante, la segunda de una invalidez conmovedora.

 

NOS PERDEMOS EN LA LUZ, COMO EN LA OSCURIDAD.

SOMOS SERES DE SOMBRA Y DE LUZ.

Es nuestra esencia no ser ni ángeles ni demonios.

De ahí nuestra seductora y trágica belleza,

fuerza y debilidad.

NI LA LUZ NI LA OSCURIDAD NOS COMPRENDEN,

MÁS PUEDE QUE AMBAS NOS ENVIDIEN.

 

Somos la mezcla que permite disfrutar lo mejor de ambas visiones sin caer en locuras o intolerancias. Claro que de vez en cuando aparece un Nietzsche o un inquisidor.

El amor nos salva de una pureza y justicia que es insolencia en su afán de perfección. El amor nos salva también de los recónditos parajes del odio, de la venganza, y de una libertad sin límites perseguida por el afán de poder y autoafirmación.

El amor nos salva, en fin, de nuestro mayor enemigo: LA SOBERBIA.

 

LA LUZ PINTA PORQUE LA OSCURIDAD EXISTE,

DE LO CONTRARIO SOLO LOGRARÍA DESLUMBRAR.

 

Y AL HACERLO ESTALLA

EN FRENESÍ  DE COLORES DE INFINITOS MATICES;

PARA QUE HAYA DE TODO EN ESTE MUNDO.

 

Así, lo que nos falta, hemos de recibirlo de otros que no son como nosotros. Aprendamos a disfrutar en la tolerancia de todo lo hermoso que los demás pueden brindarnos.

 

NO SOMOS SANTOS,

NI DIOSES.

SOMOS SIMPLEMENTE, HUMANOS.

                                                                                   

En la conciencia tenemos memoria de los cambios. Da el poder de hacer presente, permanentemente, en forma potencial y activa, el pasado.

Somos semillas de vida más historia. Genes más actividad. Y gústenos o no, nuestra forma de reproducirnos nos hace herederos de un pasado que es la clave de nuestra fuerza y también de nuestra debilidad.

Lo que el hombre es y llegue a ser es creado por una fuerza vital interior en su interactuar con lo que el medio le ofrece.

Luz que nos ilumina sin explicarse. Interminable cadena que desaparecería si dejara de desarrollarse. Las trabajosas conquistas de la materia son aseguradas desde las posiciones alcanzadas. Si el origen de la vida puede resultarnos inexplicable, su conservación y desarrollo resultan fáciles a partir de la división celular y la multiplicación sexuada.

Algunos identifican el desarrollo como las distintas capas de una cebolla y, aunque la analogía dista de ser buena, en el sentido de la separación de los niveles que se generan, del que le precede, es válida.

Cada nivel, aunque sustentado en el que le precede, posee una nueva estructura conceptual que explica toda una serie de fenómenos nuevos, no explicables, o difícilmente comprensibles, a partir de reducciones a etapas anteriores.

 

Medítese en la secuencias de capas o niveles:

MATERIA——VIDA——CONCIENCIA——SOCIEDAD

MICROMUNDO——MACROMUNDO——-UNIVERSO

O en la menos abstracta del campo de la informática

HARD-WARE—LENGUAJE DE MAQUINA—EMSAMBLADORES—LENGUAJES DE ALTO NIVEL

O la más sencilla y directa, de la literatura

ALFABETO—-PALABRAS—-ORACIONES—–LIBROS

     y aquí observamos claramente que los niveles inferiores no son los que dan significado a los superiores, sino la nueva organización que los origina, y una conceptualización también nueva únicamente comprensibles para los creadores de las claves.

Cada capa, (nivel), sintetiza y reproduce fácilmente lo arduamente logrado en etapas anteriores y es el camino a formas superiores de desarrollo.

El mundo es, para  cada cual, lo que cada cual es.

El mundo es un espejo.  Poco tiene que ver con lo que cada cual ve en él.

Al estudiar el mundo no hacemos más que descubrirnos a nosotros mismos.

 

Deja un comentario