5.1 ¿Qué sabemos del mundo?

OPINIONES

¿Qué sabemos del mundo?


RESUMEN: Este es un resumen de otro resumen, en que en apretadas líneas contemplamos el “bosque” del mundo, con los arboles de la ciencia, el sentir, el pre-sentir, las responsabilidadesy los sueños. Al penetrarlo,descubrimos que los árboles son seductores; pero esquivos, tanto, que hasta pudiéramos dudar de la existencia del mismo bosque. Finalmente nos preguntamos si no estábamos viendo solo el reflejo de nosotros mismos.


La ciencia organiza el mundo, el sentir lo vive, la ética busca la forma de hacerlo suyo imponiéndole una verdad. Pero realmente el mundo siempre se nos escapa.

El, dicta nuestra organización. Nuestro sentir es lo más cercano, directo, e intenso, que tenemos del mundo; pero es solo una gota en un océano de infinitas posibilidades, y la ética, nos es impuesta en el proceso de su descubrimiento, relativa y singular en el espacio-tiempo; pero obediente de un designioque se transparenta en su historia, y que tratamos de aprehender mediante una mística.

En este ¿juego? es patético que nuestra capacidad de concebir,y presentir,sea incomparablemente mayor que nuestras posibilidades de descubrir,y que nuestros deseos y esperanzas estén, siempre, muy por encima de nuestras posibilidades.

A menos que se nos muestre la magia que lo sustenta en el momento de diluirnos en él, lo que puede ser solo una esperanza,nuestra existencia es una burla y resultaría mejor vivir la vida aferrado a cualquier mentira, que perder la oportunidad de disfrutarla buscando su trascendencia. (La razón de la misma)

¿O es que acaso la trascendencia es aportada por nuestra fe, como imperativo supremo del sujeto que hace cierto solo lo que él quiere[1], y puede, creer[2]?

El mundo no es solo cadenas de causas y efectos. Reconduciendo éstas, y sin violar las leyes que lo rigen, bullen las voluntades que lo transforman en la medida de su fe.

El hombre no tiene por qué ser juguete pasivo de las circunstancias, el futuro es de los que saben querer. Las dos referencias de antiguos textos cobran en este contexto plena vigencia. ¿SON SOLO ESO?

 

Nuestras afirmaciones pueden requerir detalles, completamientos, restricciones, e incluso pueden estar equivocadas; pero no han sido hechas superficialmente, sin meditación; por el contrario, se basan en la aplicación de la lógica a los hechos, respetan la experiencia factual. Cuando no lo hacen nos equivocamos.

Las valoraciones pueden diferir, es un derecho y un completamiento de la verdad. Pero los hechos son los mismos para todos.

En cuanto a la lógica de los hechos, por ej. No vemos ninguna contradicción entre lo expresadopor nosotros sobre la causalidad y el determinismo, y la insoslayable necesidad de aplicar la probabilidad y la estadística para el conocimientodel mundo. Las valoraciones difieren, mostrando la riqueza de interpretaciones que el mundo admite.

Mucho de lo que escribimos requiere una atenta lectura.Hemos llegado a estas ideas después de arduo trabajo y no sin riesgo de que algunas estén desacertadas. No esperamos quetodas lasideas sean compartidas; pero el debate de su estructura lógica y la validez de sus postulados de partida, pueden enriquecer y aclarar otras concepciones.Nuestros argumentos no se proponen sumar adeptos, sino contribuir en la búsqueda de sus propios caminos.Confíe en usted, si presta atención a su espiritualidad y la cultiva, su visión será tan buena como cualquier otra, y la mejor para usted porque es la suya.

 

Notas;

El “yo” lo definimos como lo que sentimos que somos, nuestra espiritualidad, nuestra conciencia.

El “no yo” es todo lo demás, incluyendo nuestro cuerpo: es “el mundo sin nosotros”.


[1] CADA CUAL RECIBIRA, FINALMENTE. AQUELLO QUE CREE Y ESPERA.

[2] CADA CUAL SERA LLAMADO POR UN NOMBRE QUE SOLO ÉL CONOCE


Deja un comentario