9.4 Los caminos del mundo

OPINIONES

Los caminos del mundo


RESUMEN: La culpa nos sirve de pretexto para volver al problema de la conciencia y el libre albedrio, de la causalidad y la libertad, de los propósitos que subyacen en las leyes y la capacidad de acción de nuestra voluntad, del destino y la creatividad. Habremos de volver sobre ellos más de una vez. Ellos son la medula de todas las hipótesis que pretenden explicar el mundo.


Y Jesús dijo:

“yo soy el camino, y la verdad, y la vida”.

La voluntad que está detrás de todos los acontecimientos.

“Nadie viene al padre sino por mí.”

Solo a través de EL podremos conocer el mundo.

 

Existen dos grandes caminos para orientar nuestra conducta:

  • el de la fuerza y la autoafirmación
  • y el del amor, la simpatía, y el perdón.

 

 El de todo vale si me conviene, y el de nada afecta mis intenciones de ayuda y solidaridad. Para el primero no existe la culpa, y pierde lo que esta puede enseñarle. Para el segundo la culpa puede convertirse en una trampa de la que no le sea posible salir. Como siempre, desde los extremos, ambos se equivocan.

     La culpa puede enseñarnos la futilidad, la inutilidad, y el daño de nuestra soberbia, de nuestros celos, y de nuestros miedos. Una búsqueda desproporcionada de poder o de perfección puede hacer miserables, despreciables, e inútiles, nuestras vidas.

     Pocos pueden recorrer el camino de la fuerza con dignidad y superioridad y el costo será siempre enorme. La mayoría sube peldaños arrastrándose, mintiendo, y sacrificando a los más débiles; pero estos pueden alcanzar solamente el poder de lo material, no el del espíritu.

     Por otra parte, los que se niegan a sí mismo son inmunes al miedo y no les afecta ningún daño; pero pueden ser víctimas de una soberbia que coloca en una falsa humildad, por solo externa, la fuerza de su superioridad. En este camino muchos renuncian innecesariamente a un mundo de maravillosas emociones y sensaciones; que no están en modo alguno,reñidas con los principios fundamentales de su ética.

 

MATERIALIDAD Y ESPIRITUALIDAD SON NECESIDADES INSEPARABLES DEL PROGRESO

Y LA FELICIDAD.

 

     El mundo puede ser perfecto si sabemos vestir en cada ocasión el traje que mejor se corresponde. Si aprendemos a no esperar mucho de los demás, sin que se afecte nuestro cariño.Si no tomamos las acciones de nuestros competidores como algo personal.

 

SOLO ES SABIO QUIEN COMPRENDE LA NECESIDAD DE LOS INFINITOS CAMINOS DEL MUNDO.

 

     Por las matemáticas conocemos la “exactitud” del mundo de las esencias. Las matemáticas nos enseñan también que mediante la aproximación de un infinito algoritmo recursivopodemos solucionar con la precisióndeseadaexpresiones esenciales que solo admiten soluciones numéricas.

Si la recursividad conduce a soluciones prácticas de “aspectos desconocidos” confirmando la existencia de leyes invariables, aun no analíticamente determinadas en el mundo de las ideas; la recreación simplificada de los fenómenos del mundo nos muestra, a pesar de su aparente superficialidad, relaciones que la multiplicidad de factores de un escenario natural ocultaban.

     Así marchamos, también recursivamente, por medio de la prueba y el error, de lo simple a lo profundo, incorporando cada vez nuevas variables y más complejas situaciones. El cumplimiento de las leyes descubiertas en el marco de nuestros modelos nos habla de ununiverso determinista en un sentido físico; pero abierto a las más disimiles opciones por la acción de nuestra voluntad.

     En el hombre es obvia la acción de su voluntad en la esfera social y su impacto en la naturaleza. Pero acaso, si nos consideramos únicamente como producto de la organización de entes materiales elementales, y poseemos voluntad y “libre albedrio” ¿no cabe preguntarse si ambos están presentes en forma menos evidente en organizaciones menos desarrollada de la materia, e incluso en sus ladrillos más elementales?

Si el conjunto de los fenómenos del mundo, si la evolución del universo parece manifestar un propósito ¿no sería lógico considerar que los ladrillos más elementales de la materia están dotados de alguna especie de conciencia?

     No es, necesariamente, así, determinismo y destino no son ajenos a un propósito… y

 

LA LIBERTAD Y EL DESTINO

NO SON MUTUAMENTE EXCLUYENTES.

 

Mejor filosofía se extrae de la vida, que de la aplicación de la lógica a ideales premisas. Del aprendizaje del obrar de los hombres, de la historia, y de las ciencias sociales; que del conocimiento de la naturaleza. De la literatura, y el arte, que de las matemáticas y la física.De la autopsia del sentir que yace en el fondo de todo obrar, que de las reglas de comportamiento que sigue la materia inanimada.

     Lo primero nos enseña lo que somos, lo segundo pone lo que nos rodea a nuestro servicio. En lo primero está la clave de nuestro destino, en lo segundo el decorado en que tendrá lugar el mismo.

 

Somos nosotros los que convertimos

las ondas de presión en sonido

y el sonido en música,

Las ondas electromagnéticas en formas y colores

para con ellos disfrutar auroras,

cuerpos y rostros de mujer/hombre,

y dar expresiones al miedo, a la ira, a la tristeza,

al dolor y al amor.

 

SOMOS NOSOTROS LOS QUE HACEMOS DE ESA COSA EXACTA;PERO SIN SIGNIFICADO QUE ES EL MUNDO,

LA MARAVILLA DE LA QUE NOS ENAMORAMOS.

 

LA BELLEZA Y LA GRANDEZA DEL MUNDO

ESTÁ EN NOSOTROS.

EN NOSOTROS ESTÁ DAR AL NO YO

EL SIGNIFICADO DE NUESTRO YO.

 

“En el vivimos y nos movemos y somos.”

La biblia.

DIOS ES, lo que el conjunto de todo lo existente representa. Y más que se nos escapa.


Deja un comentario